Amoladoras angulares de alta frecuencia

Las amoladoras angulares de alta frecuencia funcionan con una tensión de red de 200 voltios. Un convertidor de frecuencia transforma la frecuencia de red de 50 y/o 60 Hz a 300 Hz, de forma que la potencia efectiva del motor aumenta también proporcionalmente seis veces. En el trabajo en metal y el procesamiento de metales, gracias a la velocidad claramente más elevada de las herramientas eléctricas de alta frecuencia en el lijado o el desbastado alcanzan hasta un 30 % más de potencia efectiva. Una inversión en alta frecuencia se amortiza rápidamente en empresas de la transformación del metal al trabajar en condiciones de trabajo duras o en el uso continuo: la velocidad también es claramente más estable bajo carga y el desgaste de los discos abrasivos se reduce hasta un 50 %. Gracias a su elevada potencia de desbaste reducen de forma comprobable el tiempo de trabajo en fabricación. En el uso continuo industrial, por ejemplo, en el trabajo a turnos múltiples, la decisión de optar por herramientas eléctricas de alta frecuencia es siempre una apuesta por la rentabilidad. Además de su elevado potencia hay muchas otras ventajas a favor de usar herramientas eléctricas de alta frecuencia en el entorno industrial: las máquinas están pensadas para aportar la máxima resistencia y el mínimo mantenimiento. Benefíciese de largas duraciones, paradas mínimas y sin apenas gastos de mantenimiento.